¿Cuánta grasa debes comer si sigues una dieta baja en carbos o keto?

CREAR RECETAS KETO
¿Cuánta grasa debes comer si sigues una dieta baja en carbos o keto?
¿Cuánta grasa debes comer si sigues una dieta baja en carbos o keto?

¡No pases hambre! Cuando comienzas una dieta low-carb y reduces la ingesta de carbohidratos, el truco para no pasar hambre es, ante todo, consumir la cantidad adecuada de proteínas y de verduras con fibra. Luego, puedes cubrir el resto de tus necesidades energéticas con grasas saludables.

¿Qué cantidad de grasa deberías comer? No es una respuesta muy emocionante, pero la respuesta real es, “depende”.

Aunque se sabe qué ácidos grasos esenciales necesitamos comer y qué cantidad de proteína se requiere para satisfacer esa necesidad, aún no se sabe qué cantidad predefinida de grasa debemos comer. Es por eso por lo que nuestras tres reglas para llevar una alimentación baja en carbohidratos son:

  • Reducir los carbohidratos al nivel deseado
  • Obtener la proteína adecuada en casi todas las comidas
  • Usar grasa según se necesite para mejorar el sabor y, de ser necesario, agregar calorías

La grasa -ya sea la que ingerimos con la comida o la que tenemos almacenada en nuestro cuerpo- proporciona las calorías y energía adicionales que solíamos obtener de los carbohidratos. Se ha de comer la suficiente grasa como para que las comidas tengan buen gusto, y para que haya un aporte a la saciedad total que cada comida otorga.

Luego de cada comida, se debe apuntar a sentir un nivel agradable de saciedad (lo que no significa sentirse con pesadez por haber comido demasiado).

Esto significa, por ejemplo, que después de la cena, se podrá pasar fácilmente toda la noche sin tener hambre (12 horas, si no son más). Intenta encontrar este equilibrio.

A continuación, te mostramos algunas pequeñas mejoras que puedes hacer para seguir estos consejos, para que realmente optimices la eficacia de tu dieta baja en carbohidratos.

Cuánta grasa debes comer si sigues una dieta baja en carbos o keto

No le temas a la grasa

Durante décadas nos han dicho que hay reducir la cantidad de grasa que ingerimos. Sin embargo, en la actualidad existe una buena cantidad de evidencia que demuestra que ese consejo es incorrecto y equivocado, especialmente cuando se lleva una dieta baja en carbohidratos.

A pesar de eso, el temor a la grasa puede persistir en muchas personas. El primer paso para dar con la cantidad correcta de grasa que es necesaria para ti es dejar atrás ese miedo de que comer grasa nos hará engordar, o que comer grasa generará automáticamente un mal a nuestra salud.

Adáptate a la grasa poco a poco

Al comenzar con la dieta baja en carbos, es posible que te parezca que algunos alimentos con alto contenido de grasa tengan un sabor “demasiado fuerte” o sean “muy grasosos”. Ten paciencia. A medida que hagas el cambio a esta nueva forma de comer, tu cuerpo y tus papilas gustativas se adaptarán.

Ve aumentando de a poco el nivel de grasa, y dale a tu cuerpo el tiempo suficiente (por lo menos un mes) para que se adecúe al nuevo patrón de quemar grasa en lugar de carbohidratos.

Cuando encuentres ese equilibrio, es probable que el hambre disminuya porque tu cuerpo habrá aprendido a acceder fácilmente a esas reservas de grasa que habían quedado bloqueadas por tu estilo de alimentación previa, aquel alto en carbohidratos.

Si no estás adelgazando, disminuye la cantidad de grasa

¿Deseas adelgazar? Si la respuesta es sí, una vez que te sientas a gusto con tu dieta baja en carbos, prueba reducir la grasa extra que agregas a las comidas.

Come lo suficiente para evitar el hambre – deja que tu cuerpo queme sus depósitos de grasa internos en lugar de una porción extra de mantequilla. Esto probablemente acelerará la pérdida de peso.

Cuando tengas hambre, opta siempre primero por consumir proteína y verduras altas en fibra, y luego considera agregar un poco más de grasa, en lugar de desviarte de tu plan bajo en carbohidratos.

Pero tampoco te excedas en la reducción, recuerda que la idea es que no pases hambre. Cuando tengas hambre, opta siempre primero por consumir proteína y verduras altas en fibra, y luego considera agregar un poco más de grasa, en lugar de desviarte de tu plan bajo en carbohidratos.

Añade grasa según necesites para mantener tu peso

Una vez que alcances tu peso objetivo, es posible que ya no tengas las reservas de grasa internas necesarias para cubrir un déficit de energía a diario. Escucha las señales de hambre de tu cuerpo. Ahora es el momento de ajustar gradualmente la cantidad grasa de tu dieta, hasta que encuentres el equilibrio adecuado de mantener tu peso sin estar pasando hambre.

Come una cantidad adecuada de proteína

El truco más importante para minimizar el hambre es asegurarse de comer la cantidad correcta de proteína. Si estás comiendo muy bajo en carbohidratos, pero tu peso se ha estancado o estás sintiendo hambre entre comidas, revisa la cantidad de proteína que estás consumiendo.

¿Qué cantidad es suficiente? Las necesidades individuales varían, pero la cantidad diaria ronda alrededor de 1.2 a 2 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal de referencia. Sin embargo, es posible que necesites más si haces mucha actividad física, especialmente si levantas pesas y quieres aumentar la masa muscular.

¿Cómo adaptarse a una dieta baja en carbohidratos y alta en grasa?

Llevar una dieta baja en carbohidratos y alta en grasa puede ser un cambio drástico para muchas personas. Aquí hay algunos consejos para adaptarse de manera saludable:

  • Reduce los carbohidratos gradualmente en lugar de eliminarlos de golpe. Así le das tiempo a tu cuerpo para adaptarse.
  • Come más proteínas y grasas saludables como pescado, carne magra, huevos, aguacate, nueces y aceite de oliva extra virgen. Te ayudarán a sentirte satisfecho.
  • Consume suficiente fibra soluble de verduras y pequeñas cantidades de frutas bajas en azúcar. La fibra ayuda a mantener tu tracto digestivo saludable.
  • Bebe mucho líquido como agua, té sin endulzar y café. La cetosis puede causar deshidratación.
  • Salpica tus comidas con especias, hierbas y limón para darles más sabor sin agregar carbohidratos.
  • Come lentamente y mastica bien. Así le das tiempo a las señales de saciedad para llegar a tu cerebro.
  • No forces tu cuerpo a entrar en cetosis. Concéntrate en elegir alimentos saludables y tu cuerpo hará el resto.

Preguntas frecuentes sobre las dietas bajas en carbohidratos y altas en grasa

¿Cuánta grasa debo comer al día en una dieta baja en carbohidratos?

No hay una cantidad establecida de grasas que debas consumir. Enfócate en elegir grasas saludables como aceites vegetales, aguacates, pescados grasos y nueces. Come hasta sentirte satisfecho, sin excederte. Un buen rango puede ser de 60 a 80 gramos de grasa al día.

¿Puedo comer carbohidratos en una dieta keto?

Sí, los carbohidratos no están 100% prohibidos en la dieta keto, simplemente se reducen a entre 20 y 50 gramos diarios. Los carbohidratos deben provenir de verduras y pequeñas porciones de frutas bajas en azúcar.

¿Qué pasa si como muy poca grasa en la dieta keto?

Comer muy poca grasa puede causar cansancio, dolores de cabeza, estreñimiento e incluso aumento del colesterol LDL. Asegúrate de obtener suficiente grasa de fuentes saludables para sentirte bien.

¿Cómo sustituyo los carbohidratos?

Excelentes sustitutos para los carbohidratos son las verduras sin almidón como brócoli, coliflor, pepino y espinacas. También puedes utilizar moderación con frutos secos, semillas y frutas bajas en azúcar como fresas y arándanos.

¿Cuánto tiempo se debe hacer la dieta keto?

No hay un tiempo establecido. Muchas personas la siguen por períodos prolongados para controlar el peso o condiciones como la diabetes. Otros la usan por ciclos de algunas semanas. Lo importante es escuchar a tu cuerpo.

¿Se puede hacer ejercicio con una dieta baja en carbohidratos?

Sí, de hecho el ejercicio es muy recomendable. Al principio puede costar adaptarse, pero bebiendo suficiente agua y con una ingesta adecuada de sodio y magnesio es perfectamente posible entrenar y ganar músculo.

Conclusión

Llevar una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas saludables requiere adaptar tus hábitos alimenticios, pero te puede ayudar a perder peso, controlar el azúcar en la sangre y sentirte con más energía.

Escucha a tu cuerpo, haz los cambios gradualmente, consume suficiente agua y proteínas, y elige grasas de buena calidad. No temas a la grasa, es esencial en este estilo de alimentación.

Con tiempo y consistencia, encontrarás la cantidad ideal de grasas que debes consumir para alcanzar tus metas dietéticas sin pasar hambre. ¡Éxitos en tu camino hacia una vida más saludable!

Si quieres conocer otras publicaciones parecidos a ¿Cuánta grasa debes comer si sigues una dieta baja en carbos o keto? puedes visitar la categoría Guía Keto.

También te puede Gustar

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web.

Inicia Sesión

O con el nombre de usuario:

¿Olvidó la contraseña?

No tienes una cuenta? Registro

¿Olvidó la contraseña?

Introduzca los datos de su cuenta y le enviaremos un enlace para restablecer tu contraseña.

Su enlace de restablecimiento de contraseña parece válido o caducado.

Registro en

Política De Privacidad

Agrega recetas y personaliza tus menús Keto

Sin colecciones

Aquí encontrarás todas las colecciones que has creado anteriormente.